top of page

Blog de Noticias

La Mediación en el Concejo de Güeñes

Actualizado: 12 jun 2023


Fuente: Elaboración Propia.

 

En la actualidad, hay nueve millones de asuntos en tramitación en los Juzgados y Tribunales del Estado. El ratio es de 1 por cada 5 ciudadanos, y no incluye los asuntos que, en preparación, todavía no han accedido a los órganos de administración de justicia.

La mediación es una alternativa al derecho a acceder a los Tribunales de Justicia, y brinda a las personas involucradas en el conflicto la oportunidad de tener un papel activo en cómo se soluciona, en vez de dejar la decisión en manos de un juez, u otro tercero que pueda adoptarla.

La mediación es una forma de resolver conflictos más rápida, económica y eficaz que el sistema judicial

La mediación es un proceso relativamente sencillo en el que el mediador ofrece a las partes en conflicto, de manera conjunta, la oportunidad de resolver sus diferencias de una forma aceptada por ambas. En un juicio, generalmente hay un ganador, y un perdedor. Al finalizar la mayoría de las mediaciones, ambas partes en conflicto salen satisfechas con los resultados obtenidos.


¿Qué tipo de asuntos se median?


Casi todos los conflictos pueden llevarse a un proceso de mediación.

Desde que este servicio se ha iniciado en nuestro municipio, se han resuelto con acuerdo problemas: de lindes entre fincas, problemas de convivencia en las comunidades de vecinos, problemas de ruidos, conflictos familiares en procesos de ruptura, problemas de uso del espacio público y así un largo etcétera.


Además, los Jueces y Tribunales aconsejan a las partes que están litigando ante ellos, que acudan a una mediación por muchas razones: el sistema judicial en el Estado no tiene los recursos para manejar todos los asuntos que contribuyen a su atasco.

Históricamente, a lo largo del mundo, las partes que acuden a una mediación alcanzan un acuerdo con el que ambas están conformes; la mediación toma una cantidad de tiempo significativamente inferior a un proceso judicial, y es considerablemente menos cara (para los mediados, para el propio Estado).


En un juicio, generalmente hay un ganador y un perdedor, mientras que en la mayoría de las mediaciones ambas partes salen satisfechas

En nuestro municipio además es gratuita, ya que es el Ayuntamiento el que presta este servicio a través de un profesional cualificado, acreditado ante el Ministerio de Justicia. Adicionalmente, la mediación no impide acudir, posteriormente, a los Tribunales. Incluso es positivo, cuando uno asiste a los tribunales tras haber intentado la mediación, es una señal de que se ha intentado resolver el conflicto de buena fe.

En nuestro municipio, la mediación es gratuita y se presta a través de un profesional cualificado acreditado ante el Ministerio de Justicia

En este servicio se pretende potenciar la participación de los propios implicados en la resolución de los conflictos, evitando posibles procesos judiciales.

La mediación promueve la cultura del acuerdo, definiendo el conflicto como una dificultad a solucionar por las partes mediante el consenso.

La mediación promueve la cultura del acuerdo, definiendo el conflicto como una dificultad a solucionar por las partes mediante el consenso.

Se excluye de la mediación:

Aquellas parejas, exparejas o grupos familiares en los que exista violencia. Los casos en los que una de las partes tenga claras dificultad para mantener acuerdos, por la existencia de una dependencia o porque existan problemas mentales. Las situaciones en las que únicamente se precise asesoramiento jurídico. Los supuestos en que, a juicio del mediador/a o profesional competente, las partes no se encuentren en un plano de igualdad.


¿Qué es la mediación comunitaria?

En general, la mediación es un sistema de solución extrajudicial de controversias en el que dos o más partes intentan alcanzar un acuerdo con la intervención de un mediador. En el caso de la mediación vecinal las partes implicadas suelen ser dos vecinos de la misma comunidad o un vecino y la propia comunidad.

La mediación comunitaria, además de tratar el conflicto concreto que llega a la mediación, genera conciencia de “identidad común” estimulando una mejor convivencia social en la comunidad en la medida que:

  1. Contribuye a la formación de una conducta ciudadana basada en la participación, la solidaridad y el respeto mutuo.

  2. Incorpora la convicción de que las personas pueden ser parte activa en la resolución de conflictos, estimulando la acción conjunta de los vecinos para resolver diversos problemas que se presentan en su propia comunidad o barrio.

  3. Permite lograr acuerdos satisfactorios para todas las partes involucradas.

  4. Crea una situación de “diálogo” que permanece más allá del conflicto concreto.

  5. Permite la detección temprana de conflictos sociales.


Además de los beneficios sociales expuestos anteriormente, la mediación comunitaria permite a diferentes grupos el acceso a la resolución de conflictos fuera de los tribunales y por lo tanto hay un ahorro de dinero público y privado, de tiempo, de recursos humanos y de desgaste psicológico de la/s parte/s.

Igualmente, muchos de los conflictos de índole comunitario son, en ocasiones por su complejidad social y en ocasiones por su trivialidad rechazados por el sistema judicial, lo que provoca desánimo en alguna de las partes involucradas.


¿Problemas en el Vecindario?

El modo en el que vivimos la mayor parte de las personas nos lleva a compartir espacios comunes y a la convivencia entre vecinos. Personas que podrán tener diferente estatus económico, diferente nivel cultural, edades y situaciones familiares diversas, de culturas diferentes, ideologías contrapuestas o sencillamente diferentes puntos de vista en algo muy concreto, lo cual hace que se amplíe el campo de las posibles controversias que pueden aparecer en esta convivencia.

Todo esto lo podemos agrandar aún más cuando incorporamos la variedad de usos, aparte del de residencia habitual, que pueden desarrollarse en los diferentes departamentos del edificio; desde las oficinas, despachos, locales comerciales, talleres, almacenes, etc. hasta posibles actividades, digamos irregulares, que partiendo de los diferentes intereses de sus titulares podrán generar situaciones de relación que pueden ser como mínimo complicadas.

Este rompecabezas relacional nos sitúa en un espacio idóneo para la Mediación en las comunidades de propietarios.

Si vives en una comunidad de vecinos sabrás que pueden surgir muchos problemas derivados de la convivencia como ruidos, humedades y goteras, uso de elementos comunes, o cerramientos de terrazas, entre otros. La lista es infinita. Para resolver estos conflictos de forma ágil y sin necesidad de acudir a los tribunales, existe la mediación vecinal.


¿En qué consiste y qué ventajas tiene un mediador vecinal?

Un mediador vecinal debe ser neutral, imparcial y respetar la confidencialidad de toda la información a la que tenga acceso. Debe tratarse de un profesional que apoye a las partes para que alcancen una solución constructiva en el conflicto que se haya planteado de forma que todos salgan beneficiados.

Un mediador vecinal debe ser neutral, imparcial y respetar la confidencialidad de toda la información a la que tenga acceso.

Ventajas de la mediación vecinal

Entre las ventajas de la mediación vecinal, podemos destacar las siguientes:

  1. No es costoso el proceso de mediación. En un procedimiento judicial deberán pagar los honorarios del abogado y del procurador.

  2. Ahorro de tiempo. La mediación es un proceso más corto y más ágil que un procedimiento judicial en el que el volumen de asuntos de cada juzgado puede retrasar mucho una resolución.

  3. Facilita la comunicación entre las partes. El mediador ayudará a que cada parte hable y exponga su caso, facilitando en todo momento la comunicación y la igualdad entre las partes del conflicto.


Por lo tanto, si tienes algún problema con un vecino, puedes plantearte la mediación vecinal como un método alternativo para resolver diferencias y ahorrar tiempo y dinero.


¿En qué caso sea aplica la mediación vecinal?

Este tipo de mediación que proporciona a los vecinos de una comunidad determinada la posibilidad de solucionar sus problemas de manera ágil, económica y amigable, ayudando a mejorar la relación entre las partes por medio del diálogo y la posibilidad de un acuerdo que satisface a ambos se puede aplicar en las siguientes situaciones:

  • Conflictos vecinales, aquellos relacionados con: Uso y disfrute de la propiedad horizontal; ruidos; insalubridades; filtraciones; basuras; suciedad; obras; etc.

  • Conflictos relacionados con la convivencia en general: Posesión y cuidado de animales; Problemas ambientales y sanitarios; Problemáticas relacionadas con las lindes entre terrenos, amojonamientos, etc.


También en el ámbito de la familia

Es una forma de gestionar los conflictos y/o dificultades, de una forma positiva, mediante la búsqueda de acuerdos que posibiliten la superación de los problemas derivados de la convivencia o de la ruptura de pareja, con el menor coste emocional para todas las partes implicadas, en especial para los hijos menores.

La mediación familiar se dirige a las siguientes situaciones:

  • A matrimonios o parejas de hecho con hijos, que deciden iniciar los trámites de separación o divorcio de forma amistosa.

  • Matrimonios o parejas de hecho con hijos, que se encuentran tramitando su separación o divorcio y que se comprometan a paralizar temporalmente el proceso judicial, con el fin de intentar llegar a un acuerdo consensuado entre ellos.

  • Parejas divorciadas con hijos. En la que surgen incumplimientos o modificaciones de los efectos de la resolución judicial, con el fin de intentar llegar a un acuerdo consensuado entre ellos.

  • Conflictos intergeneracionales entre padres/madres e hijos/as, normas de convivencia…

  • Conflictos entre miembros de la unidad familiar y/ o de convivencia.

  • Conflictos surgidos en el ámbito concreto de las sucesiones hereditarias.


Solicita los servicios de Mediación y Ombudsman Corporativo

Ahora, el Ayuntamiento de Güeñes te permite acceder de forma gratuita a un mediador acreditado por el Ministerio de Justicia.


Atiende presencialmente en:

Centro Cultural Sodupe

Gallarraga Kalea, s/n, 48830 Sodupe, Bizkaia


Horario de atención:

Los miércoles de 08.00 a 15:00 y en el teléfono o Whatsapp 681 00 55 44. Se recomienda solicitar cita previa.


Si lo deseas también puedes solicitar los servicios de Mediación y Ombudsman Corporativo en la siguiente pagina web:

29 visualizaciones0 comentarios
bottom of page