top of page

Blog de Noticias

¡Tu peor decisión como abogado!

Actualizado: 12 jun 2023



Un 30% de los abogados no volvería a serlo si pudiera volver a elegir

Fuente: Estudio sobre la Salud y el Bienestar de la Abogacía Española (Lefebvre). Descarga el estudio completo en https://estudiosaludabogacia.lefebvre.es/

 

Datos inquietantes


Sabes que hay un estudio que dice que el 30% de los abogados no volvería a serlo si pudiera volver a elegir?.

La editorial jurídica Lefebvre publicó el primer Estudio sobre la Salud y el Bienestar de la Abogacía Española realizado en colaboración con el Instituto de Salud Mental de la Abogacía (ISMA). Del análisis de los resultados se desprende un dato inquietante: el 30% de los abogados no ejercería la misma profesión si pudiese volver a elegir.

El estudio muestra el nivel de satisfacción personal con el desarrollo y ritmo de la carrera profesional y familiar. También se valora por los encuestados el tiempo dedicado a la actividad profesional.

Para el 75% de las personas encuestadas, el desarrollo y ritmo de su carrera profesional es satisfactorio. Estos resultados están directamente relacionados con que la mayoría de ellos (68%) son socios o socias de un despacho, ya sea como abogados seniors o juniors.

Sin embargo, no piensan lo mismo los miembros cercanos de la familia de los encuestados: según las respuestas dadas en el estudio, se observa que existe un porcentaje importante de familias insatisfechas (41%) con el tiempo que dedica a su trabajo el profesional de la abogacía.

Sobre la cuestión de si las personas encuestadas consideran que eligieron bien su carrera profesional, cerca de dos tercios de la muestra, afirman que volverían a ejercer como abogados o abogadas. Pero sorprende que el 29,8% de los que han participado, preferirían dedicarse a una profesión distinta si pudieran volver atrás.

No conocemos al detalle los motivos que pueden llevar a esta cifra tal alta de personas que consideran que están realizando una profesión equivocada, pero en el mismo estudio encontramos que los niveles de ingresos, el estrés, las dificultades para descansar bien y la valoración negativa que tiene la ciudadanía sobre la profesión, podrían ser la causa de estos resultados.

Acerca de la valoración que la ciudadanía tiene de la profesión de la abogacía, se desprende del estudio que no hay unanimidad, ni siquiera mayorías a favor o en contra. Prácticamente la mitad de las personas encuestadas (49%) considera que la profesión se encuentra actualmente mal valorada entre la ciudadanía, por un 51% que considera que la gente valora positivamente la profesión.


Respecto a la elevada cifra de ciudadanos que no ven con buenos ojos el ejercicio de la abogacía, existen diferentes respuestas posibles: por un lado, la mala praxis de algunos profesionales o el abandono de la ética en algunas decisiones, y también, por qué no, el coste elevado de algunos de los servicios.


¿Alguna vez te has preguntado, cual es la peor decisión que puedo tomar como abogado?


La peor decisión que puede tomar en estos días un abogado es la de mantener la figura tradicional del profesional: litigante, agresivo, que conduce sin remedio a su cliente hacia procesos largos, complejos, interminables e incomprensibles. Creo que esto es debido, sobre todo, a la pobre capacidad que tiene el propio letrado de gestionar de una forma alternativa los conflictos bien como un experto negociador o como un prestigioso mediador.

El Ministro de Justicia, Campo, ha explicado que es fundamental reducir la litigiosidad, que ha aumentado a consecuencia de la pandemia por el COVID-19 pero que ya era antes muy elevada, con la consiguiente dilatación de los tiempos de resolución: "Solo en el año 2019 entraron en nuestros juzgados y tribunales 6,2 millones de asuntos nuevos, de los que se pudo dar respuesta a 3 millones".

Con este objetivo, uno de los ejes principales que pretende abordar el Anteproyecto de Ley de Medidas de Eficiencia Procesal del Servicio Público de Justicia (Ver articulo sobre este asunto en nuestro blog) es el refuerzo de los medios adecuados de solución de controversias - como el tercero neutral, la conciliación, el arbitraje o la mediación - que permitan acometer las situaciones de conflicto sin tener que llegar hasta los tribunales de justicia. Su utilización se fomentará a través de incentivos fiscales y en materia de costas, con unidades de asesoramiento a la ciudadanía y con medidas como que el intento de negociación tenga categoría de requisito de procedibilidad, de modo que, si no se lleva a cabo previamente, no se dará curso a una demanda en los ámbitos civiles y mercantiles.

Si, gracias a estos mecanismos, se lograra que uno de cada cuatro asuntos no llegara a los tribunales, se descargaría al sistema judicial de más de medio millón de asuntos y se ahorrarían 380 millones de euros "que se podrían recanalizar en otros ámbitos", ha dicho el ministro.

Por eso es fundamental que los abogados asuman estos nuevos retos de una forma positiva, formándose como negociadores y mediadores que puedan aportar valor a su relación con los clientes y no sean fuente de más conflictos, enconando las situaciones conflictuales de sus clientes.

Un nuevo rol y perfil que deben asumir los abogados, no solo con los medios tradicionales de resolver los conflictos, los jurisdiccionales, sino también como expertos en resolución alternativa de conflictos, es decir, como conflictólogos.


¿Quieres formarte como Mediador Acreditado?


En el instituto internacional de ciencias del comportamiento tenemos el método más disruptivo para que te formes como mediador acreditado ante el Ministerio de Justicia. Descárgate toda la información relacionada con nuestros cursos, o visita nuestra pagina web para cursos de formación: https://www.incicom.net/formacion-mediacion

TÉCNICO, ESPECIALISTA Y POSTGRADO EN ME
.
Descargar • 4.11MB

Si lo deseas también puedes ver nuestro video promocional para Técnico, Especialista y postgraduado en Mediación.



77 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page